“Las democracias deben librar todavía varias batallas por el voto”

“Las democracias deben librar todavía varias batallas por el voto”

Es conocida por su habilidad para armar coaliciones de gente muy diversa para luchar por alguna causa que tenga que ver con los derechos civiles, las mujeres o los jóvenes negros segregados de los barrios marginales de las grandes ciudades estadounidenses. Melanie Campbell dirige la Coalición para la Participación Cívica de los Negros en Washington y estuvo en Argentina promoviendo lo que cree que fue fundamental para que Barack Obama llegara a la Casa Blanca y cualquier otro presidente democrático en el mundo: la participación de los más jóvenes. Pero comenzamos hablando de lo que preocupa a todos en forma global: la posibilidad de que Donald Trump pueda llegar a la presidencia. Entrevista de Gustavo Sierra.

Campbell desarrolla: “el pueblo estadounidense busca un presidente que pueda conducir a toda la gente, alguien que pueda captar la comunidad global si se quiere. Creo que hasta la Convención del partido en julio no vamos a saber quién va a ser el candidato de los republicanos. Con mi organización me enfoco en lograr el compromiso de la población negra de ejercer nuestro voto. No les decimos a quién votar, pero sabemos que esta elección va a ser histórica. Tenemos el movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan) en torno a cuestiones de justicia criminal y justicia social, y están protestando en las concentraciones de Trump. Creo que los jóvenes están diciendo ‘no es en esa dirección que queremos que vaya Estados Unidos’”.

La ola populista, que se expandió por América Latina, pareciera que está llegando a Estados Unidos.

El candidato que gane, sea demócrata o republicano, va a ser el presidente que lleve el país hacia adelante, no hacia atrás. Será a partir de las conquistas que obtuvimos en el gobierno de Obama que se construirá el nuevo gobierno y no sobre un retroceso populista. No creo que se vote mayoritariamente a un candidato que excluya a la gente basándose en su religión o nacionalidad o levantando muros.

¿Cuáles fueron las mayores conquistas de Obama?

Creo que el presidente Obama ha hecho un trabajo maravilloso de inclusión. Promovió los derechos civiles y se acercó a los más jóvenes. Nací en una pequeña comunidad del estado de Florida y cuando era chica pude ver graves casos de violaciones a los derechos civiles. Y no pasó tanto tiempo. Entonces, en esta presidencia tuvimos un progreso inmenso en el tema de los derechos civiles. Pudo haber sido mejor si el Congreso hubiese apoyado, pero así es la democracia.

¿Obama pudo haber hecho mucho más?

Siempre se puede hacer más. Pero recuerde en qué momento llegó a la Presidencia. Se habían perdido 800.000 puestos de trabajo. Recuerde la mala situación económica en la que estábamos. Los jóvenes no tenían salida. No había trabajo. Mi propia familia lo sufrió. Y hoy, ocho años después, la economía se recuperó. Salvamos muchas industrias. Se recuperó la esperanza. Es un buen ejemplo para los jóvenes negros que carecían de ella.

¿Cómo motivan a los jóvenes de los barrios marginales negros y latinos para ir a votar?

Estamos usando con éxito el modelo “peer-to-peer” (de par a par). Son los propios chicos que convencen a sus amigos del barrio. Hablan con sus mismos códigos y son creíbles. Cualquiera de afuera sería visto así: como alguien de afuera. En cambio, alguien del barrio, de adentro, es mucho más efectivo. Y de esa manera estamos avanzando.

A pesar de todo, vota apenas el 50% de los que están habilitados para hacerlo.

Eso, en un buen año. A veces, tenemos menos votante y muy pocos de ciertas zonas. Hace 20 años apenas el 28% de los jóvenes negros votaban. Y en las elecciones legislativas, era apenas el 17%. Creo que hemos mejorado pero aún nos falta mucho. Hay que lograr que la gran mayoría participe.

¿Qué hay que hacer para entusiasmar a estos chicos?

Atacar los problemas de raíz. Las democracias deben librar, todavía, varias batallas por el voto. Hay que trabajar, por sobre todo, en la desigualdad, en la salud, en educación. Hay que darles oportunidades, esperanza. Por ejemplo, tenemos que trabajar específicamente con las mujeres negras que, además de ser el sostén económico de su hogar, votan en mayor proporción que cualquier otra parcialidad demográfica. Tenemos que trabajar mucho para ellas y eso hará que sigan yendo a votar y participen.

¿Cree que el próximo presidente estadounidense va a ser una mujer?

Ok, ¡usted lo dijo! (ríe con ganas).

¿Cuándo va a llegar la presidenta afroamericana?

Ya rompimos una barrera extraordinaria. Gobernó por ocho años un afroamericano. Sí, es posible que llegue también una mujer. Van cayendo los tabúes. Lo importante es que no permitamos que el gran sistema de los poderosos que controlan la economía e incluso crean barreras para votar, puedan convertirse en una minoría que controle la democracia representativa, el resto viene como consecuencia.

Señas particulares

Melanie Campbell es activista Presidenta de la National Coalition on Black Civic Participation (NCBCP), organización no gubernamental defensora de la igualdad de oportunidades y el voto de los negros. Participó de las campañas electorales de Bill Clinton y Jesse Jackson y fue asesora del gobierno de Barack Obama. Es considerada una de las líderes más importantes de Washington DC.

Publicado en el diario Clarín, Buenos Aires, 8 mayo 2016. Se reproduce en nuestro sitio únicamente con fines informativos y educativos.